Disfrutar del hidromiel

Saber disfrutar del hidromiel puede resultar tan complejo como saber catar vinos, pero no te preocupes, en esta pequeña guía te mostramos los pasos para hacerlo de la manera más fácil posible.

El hidromiel es una bebida alcohólica dulce a base de miel que se presenta en una gran variedad de sabores diferentes, desde el muy dulce hasta el seco. Una de las decisiones que se deben de tomar es si se enfría la botella o se mantiene a temperatura ambiente, que recipiente debemos escoger para beber, y que alimentos pueden acompañar al hidromiel que hemos seleccionado para probar, si se desea.

Degustación de hidromiel

disfrutar del hidromiel
  1. Elige los tipos de hidromiel que quieres degustar. El hidromiel es la bebida alcohólica más antigua del mundo, y se elabora con miel diluida en agua y fermentada. A menudo se le añaden frutas, verduras, granos o especias. Puedes hacer tu propio hidromiel en casa, comprarlo en una tienda de licores, o acudir a una establecimiento que sirva.
    • El hidromiel tradicional esta elaborado sólo con miel diluida en agua y algo de levadura.
    • Bochet es un tipo de aguamiel que se caracteriza por caramelizar la miel por separado antes de añadir el agua. Este aguamiel tiene un rico sabor a malvavisco o a caramelo.
    • La Melomel se elabora añadiendo fruta o zumo de fruta, a veces se le añade alguna especia.
    • El aguamiel de tipo Metheglin se hace añadiendo una gran cantidad de especias. Normalmente suelen ser jengibre, canela, piel de naranja, cilantro, té, nuez moscada o clavo.
  2. Ve a una taberna artesanal de hidromiel para degustar una variedad de diferentes hidromieles. Desde hace unos años el hidromiel ha vuelto a tomar la popularidad que tenía antaño y todo gracias a películas y series de televisión como Vikingos, Juego de Tronos o Harry Potter. Debido a este nuevo resurgir muchos establecimientos han vuelto a poner a disposición de sus clientes el aguamiel, y en la mayoría de los casos, de producción artesanal.
    • En España hay varios productores de hidromiel que distribuyen sus productos por comercios, bares, restaurantes e incluso mediante compra online.
    • Seguro que si haces una búsqueda rápida en internet te salen decenas de sitios cerca de tu casa donde disfrutar del hidromiel o lugares donde comprarlo.
    • Si te animas puedes hacerla en casa elaborando una de nuestras recetas.

Compra uno de estos kits para hacer hidromiel en casa

  1. Huele el hidromiel justo después de servirlo. Mantén el vaso inmóvil, coloca la nariz justo encima del vaso e inhala profundamente. Ten en cuenta cuántos aromas diferentes puedes diferenciar y los tonos que tiene el hidromiel (afrutado, amaderado o floral).
    • Asegúrate de que no estás resfriado o de comer algo picante justo antes de oler el hidromiel, ya que esto afectará a tu olfato.
  2. Mira el vaso de hidromiel sobre un fondo blanco. Inclina el vaso ligeramente para que se vea nítidamente el color del hidromiel. Observa desde arriba para poder apreciar la intensidad del color.
    • El color depende del tipo de aguamiel que se esté degustando, así como del tipo de miel y frutas que se hayan utilizado en su elaboración.
    • Es habitual que el color varíe ligeramente desde los bordes del vaso hasta el centro.
  3. Prueba un sorbo de hidromiel y déjela correr por toda la lengua. Agita el vaso ligeramente para airear la bebida y toma un pequeño sorbo del vaso. Asegúrate de que el aguamiel entre en contacto con toda la lengua antes de tragarlo.
    • Determina la mezcla de frutas y especias que crees que se han utilizado en la elaboración.
  4. Evalúa el gusto que deja el aguamiel. Deja que el sabor permanezca en tu boca e intenta descubrir qué tonos puede tener. El aguamiel puede tener un sabor diferente cuando lo haya tragado en comparación con el primer sorbo.
    • Decide qué te pareció el sabor, incluyendo tu primera impresión, si te gustó o no, y si coincide con lo que pensabas que sería el sabor según el olor y la apariencia.

Servir el hidromiel para disfrutar

  1. Sirve el hidromiel a temperatura ambiente o ligeramente frío. Aunque el hidromiel puede disfrutarse caliente o frío, la mayoría de la gente lo disfruta mas ligeramente frío. Comprueba en la etiqueta o pregunta en el establecimiento donde lo hayas adquirido cuál es la mejor temperatura para servir.
    • Si no estas seguro de si se debe enfriar o mantenerla a temperatura ambiente, ¡pruebe ambas opciones! Experimenta cómo la temperatura cambia el sabor del aguamiel.
    • Por lo general, los aguamieles más dulces se enfrían a 10-12 °C.
  2. Elije un vaso de 240-300 ml para disfrutar del hidromiel a la manera moderna. El hidromiel suele beberse en vasos de vidrio o cristal con forma de huevo, con pie y sin color. También tienen paredes finas y son totalmente transparentes, sin dibujos ni diseños en el cristal.
    • El uso de este tipo específico de vidrio permite obtener el mejor sabor posible del aguamiel, ya que concentrará los aromas.
    • La cristalería para hidromiel es muy similar a la del vino.
    • Se puede comprar vasos en la mayoría de tiendas especializadas en artículos para el hogar o en Internet.
  1. Beber hidromiel en un cuerno, una jarra o un cuenco permite tener una experiencia mas tradicional. El hidromiel ha existido durante mucho más tiempo que el vidrio, lo que significa que para obtener una experiencia tradicional tendrás que utilizar un tipo diferente de recipiente. Puedes comprar en línea recipientes tradicionales para beber hidromiel.
    • Los cuernos de hidromiel tienen una forma similar a la de los cuernos de vacuno, ya que el hidromiel se servía originalmente en cuernos de ganado.
    • Las jarras de cerveza pueden ser de madera, estaño o cuerno.
    • Los cuencos (o mazer) son recipientes elaborados en madera o metal y del tamaño de un cuenco de sopa. En algunas zonas de Escocia se sigue celebrando una ceremonia tradicional de amistad y bienvenida, en la que dos personas beben simbólicamente hidromiel de la misma copa.

Los 3 mejores cuernos vikingos para disfrutar del hidromiel

  1. Acompaña el hidromiel seco con la cena. Los alimentos más pesados y salados van bien con estos tipos de hidromiel. Los hidromieles especiados u oscuros y afrutados combinan mejor con alimentos más oscuros, como filetes, barbacoas y guisos.
    • El melomel elaborado con bayas oscuras o cerezas combina especialmente bien con carnes oscuras.
    • Para carnes más ligeras, como el pollo o el pescado, lo mejor son los hidromieles ligeros y secos.
  1. El hidromiel más dulce con el postre. Los hidromieles más ligeros y afrutados combinan mejor con alimentos más dulces. El hidromiel dulce también puede disfrutarse solo como refresco de verano.
    • El hidromiel espumoso también es bueno para limpiar el paladar entre plato y plato.
  1. Guarda el hidromiel sobrante en un lugar fresco y oscuro durante 3-6 meses. La temperatura ambiente es ideal para almacenar el hidromiel abierto, ya que guardar una botella abierta en la nevera afectará al proceso de fermentación y acortará su vida útil. El hidromiel sin abrir puede conservarse hasta 5 años.
    • Comprueba la etiqueta del hidromiel para saber cuánto durará esa botella en concreto.
    • No congeles el hidromiel, ya que esto afectará a su sabor.
    • Si el hidromiel tiene un aroma rancio y un sabor amargo es que se ha echado a perder.

Trucos para disfrutar del hidromiel

  • Si el hidromiel tiene un olor parecido al del vinagre, no lo bebas porque no será seguro.
  • Si vas a degustar hidromiel fuera de tu casa, designa siempre primero a un conductor sobrio o llama a un taxi para poder beber con responsabilidad.