¿Cuál es la mejor miel para hacer hidromiel?

La mejor miel para hacer hidromiel es… casi cualquiera. Si no te ha satisfecho esta contestación vamos a sugerirte algunas de las mejores mieles que nosotros consideramos que pueden ayudarte a elaborar tu hidromiel.

El hidromiel es una bebida maravillosamente flexible que se puede preparar con prácticamente cualquier tipo de miel. Al hacer hidromiel tiene muchas opciones para la experimentación y encontrar la mejor miel.

En nuestra opinión la miel cruda sin procesar es la mejor opción. Al emplear miel cruda se puede evitar el proceso de calentamiento en la elaboración, y creará una bebida que está cargada de minerales, vitaminas y sabores adicionales que a menudo se pierden cuando se calienta. Algunas mieles crudas están tan enriquecidas con levaduras salvajes muy saludables que pueden fermentar espontáneamente simplemente agregando agua y cubriéndose con un paño, que es el método de elaboración de hidromiel más simple y elegante.

Nuestras candidatas a mejor miel para hacer hidromiel

1.
Miel de azahar cruda y sin filtrar

Esta miel obtiene su sabor de las flores del naranjo, lo que le da un ligero sabor cítrico. Su color ámbar claro creará un hermoso hidromiel dorado que brillará por sí solo. Esta miel es una de las opciones favoritas para aquellos que buscan crear mezclas que a menudo, presentan sabores cítricos. Puede agregar una cáscara de naranja y especias calientes como clavo, canela y pimienta para darle un agradable sabor a este hidromiel. En general, esta miel producirá un hidromiel equilibrado, no demasiado seco ni demasiado dulce. Ni demasiado flagrante ni demasiado aburrido.

Esto hace que la miel de azahar sea una excelente opción para el principiante que hace hidromiel o para alguien que busca crear un vino de miel que complacerá a todos los paladares.

2.
Miel de flores silvestres cruda y sin filtrar

Esta miel cruda sin pasteurizar mantiene aún vivas las enzimas beneficiosas y conserva los minerales y vitaminas. Debido a que las abejas están recolectando polen de una variedad diversa de plantas, hay muchas enzimas y vitaminas en esta elaboración que son tan favorables para su salud como sabrosas.

Ya que la miel de flores silvestres contiene varios néctares diferentes, a menudo puede ser una agradable sorpresa ver qué sabores y notas dominantes emergen en el proceso de fermentación del hidromiel.

El productor Meden nos ofrece esta miel en varios formatos, recomendando nosotros las de 1.1 Kg y la de 1.5 kg

3.
Miel cruda de Brezo

Esta miel proviene del néctar de la planta Erica Arbórea y ha sido utilizada a lo largo de los años como parte de la medicina tradicional ya que posee propiedades desinfectantes, diuréticas, astringentes, antisépticas e incluso sedantes. También se ha usado para tratar distintos problemas de la piel como quemaduras o heridas. Es rica en azufre, hierro, boro, magnesio, bario, potasio y en oligoelementos.

En cuanto a sus cualidades culinarias podemos destacar su color marrón oscuro con ciertos toques rojizos, con un aroma persistente e intenso. Cabe destacar que su sabor también es diferenciador respecto a otras mieles ya que es una mezcla de amargo, salado y dulce. Tal vez sea la mejor miel para paladares exigentes.

Variedades de miel

A continuación, se muestran algunos tipos de miel para hacer hidromiel a tener en cuenta y experimentar en nuestras elaboraciones. Además, es posible que desee crear mezclas de miel para encontrar el sabor perfecto para su elaboración y que la mejor miel sea la combinación de algunas de ellas.

  • La miel de acacia es una miel de color amarillo más claro que se produce a partir de la flor de acacia negra. Una de las mieles más dulces. Este hidromiel dejará un ligero sabor dulce, incluso en un hidromiel seco, y es una excelente opción para mezclar con otras variedades.
  • La miel de alfalfa es de un color ámbar claro y una miel de mesa popular. Tiene un sabor ligeramente floral con un final especiado. Esta miel es buena para usar cuando le dé sabor a su hidromiel, ya que no dominará ni entrará en conflicto con sabores adicionales.
  • La miel de trigo sarraceno es una variedad oscura rica en hierro y antioxidantes. Su sabor terroso es similar al jarabe de arce. Es demasiado fuerte para usarse exclusivamente para hidromiel, pero se mezcla bien con una parte de miel de trigo sarraceno y tres partes de otra variedad.
  • La miel de trébol es increíblemente popular en los Estados Unidos. Esta miel es una gran base para agregar sabores adicionales. También hace un hidromiel tradicional muy suave y limpio. En nuestra opinión la mejor miel para elaborar hidromiel base.
  • La miel de eucalipto tiene un olor y un sabor ligeramente a hierbas que pueden desarrollarse en complejidad cuando envejece. Le va bien cuando se fermenta solo, así como con frutas suaves.
  • La miel de mezquite (o flor del desierto) tiene un fuerte sabor a madera terrosa con un ligero sabor a dulzor. Esta es una gran miel para fermentar en su forma pura. También es una excelente base para agregar sabores más picantes, como vainas de clavo o incluso chiles a su hidromiel.
  • La miel de azahar es otra opción popular que tiene una ligera nota floral y cítrica. Añejar un hidromiel de miel de azahar con cáscara de naranja resaltará los sabores naturales de la miel. También es una excelente opción para un hidromiel de vacaciones de invierno cuando se fermenta con naranja, nuez moscada, clavo y canela.
  • La miel de Tupelo es una miel increíblemente dulce con notas afrutadas y florales. Es popular en el sur de los EE. UU. Y es una buena opción local para quienes preparan hidromiel en esa región.
  • La miel de flores silvestres proviene de cualquier área donde las abejas puedan recolectar material floral de áreas no controladas. Diferentes regiones producirán diferentes consistencias y sabores de miel. No hay dos lotes iguales de miel de flores silvestres, y esto es bueno si se está preparando una miel especial y única. Para muchos la mejor miel que se puede emplear ya que es relativamente común.