Como hacer hidromiel vikinga (sima)

Como hacer hidromiel vikinga (sima)

Hoy elaboraremos la receta del hidromiel vikinga Sima. En origen esta bebida si se elaboraba con miel pero debido al precio de esta, la gente opto por usar azúcar ya que resultaba más económico. Ya en la antigua Creta era elaborada y consumida pues era considerada ‘la bebida de los dioses’. Los vikingos pensaban que les daba ánimos y fuerzas para luchar.

Debido a su elaboración y su rápida fermentación (muy pocos días) apenas tiene alcohol y en países como Finlandia suelen enseñar la receta en el colegio para celebrar la llegada de la primavera el 1 de Mayo, junto con unos pasteles llamados tippaleipä.

Ingredientes

  • 2 litros de agua mineral: Cualquier agua embotellada nos sirve (básicamente agua sin cloro).
  • 200 gramos de azúcar blanco
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 2 limones
  • 5 gramos de levadura fresca
  • 5-10 uvas pasas

Utensilios

  • Una cazuela o cazo
  • Una botella de cristal como la que se ve en la imagen o una botella de con el cierre más hermético posible
  • Colador o similar

Elaboración

Comenzamos añadiendo 2 litros de agua en una cazuela y añadimos 200 gramos de azúcar blanco, 200 gramos de azúcar moreno y también necesitaréis la peladura de un limón. El truco es remover la mezcla mientras ponemos a calentar el agua para que el azúcar se disuelva por completo y nuestra mezcla adquiera todo el sabor de la peladura de limón. Una vez comience a hervir apagamos el fuego y esperamos a que se enfríe para seguir con el proceso.

Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente separamos un poco en un vaso, le añadimos 5 gramos de levadura fresca y removemos hasta que se disuelva totalmente. Una vez tenemos la levadura disuelta volvemos a la cazuela y la añadimos sin miedo.

También le ponemos el zumo de dos limones y si dejáis las cáscaras y las peladuras de los limones vuestra sima tendrá un toque amargo, a nosotros nos agrada, pero si vosotros no lo queréis simplemente quitar las peladuras de limón y no le pongáis las cáscaras, solo el zumo. Decidáis lo que decidáis debéis tapar la cazuela sin hacer presión para que el gas pueda escapar y esperar entre 12 y 24 horas a temperatura ambiente para que la levadura fermente la mezcla.

Ya hemos elaborado nuestra melomiel, ahora a fermentar.

Ahora nuestro hidromiel ya tiene alcohol, aunque muy poco, el siguiente paso es colarlo muy bien para que no tenga ni una sola impureza. Para embotellar vamos a necesitar una botella o bote que no permita que escape el gas, pero nunca una con corcho ya que puede salir despedido y derramar el contenido por todas partes.

Con la ayuda de un embudo vamos a introducir en la botella vacía una cucharadita de azúcar también añadiremos unas pocas uvas pasas (en esta receta las uvas pasas no dan sabor).

Después tendremos que llenar nuestra botella con la mezcla. Importante no llenar la botella hasta arriba porque es una bebida gaseosa y necesita su espacio para que no ‘explote’.

Cerraremos la botella firmemente y la dejamos reposar hasta que proceso de fermentación termine*. Sabremos que el proceso ha terminado cuando las uvas pasas estén flotando en la parte de arriba de la botella. El resultado es una bebida gaseosa como los refrescos, pero con un poquito de alcohol.

*Nota: Los dos o tres primeros días es recomendable abrir las botellas para evitar que se acumule demasiada presión y pueda hacer que ‘explote’ la botella.

¿Qué te ha parecido esta receta de hidromiel?

Ni fú, ni fáSe puede beberMe gustaMuy BuenaInyecta en vena (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Vídeo

De nuevo Superpilopi con su estilo desenfadado y divertido nos enseña el proceso de elaboración de esta receta de hidromiel vikinga Sima.

Si te ha gustado el hidromiel de manzanilla y vainilla quizás te interesen estas otras recetas: