Como hacer vino de plátano

    En está receta aprenderemos como hacer vino de plátano casero que nos puede servir como base para otras recetas de hidromiel del tipo melomiel, o simplemente para disfrutar de una magnifica bebida. Como podrás comprobar no es necesario disponer de muchos utensilios o ingredientes raros. Vamos al lío.

    Utensilios para elaborar el vino de plátano

    • 2 cacerolas grandes (4 o 5 litros de capacidad). Una para elaborar la receta y la otra como auxiliar.
    • 1 machacador de patatas.
    • 1 cazo.
    • 1 tamiz
    • 1 paño de muselina (funda de almohada o toalla de té)
    • 1 embudo
    • 1 garrafón de 4-5 litros (o cubo de fermentación)
    • 1 airlock o trampa de aire
    • Todo el equipo debe esterilizarse excepto las cacerolas.

    Ingredientes de nuestro vino casero de plátano

    • 1-1.5 Kg Plátanos o bananas o cambur (cuanto más maduros estén mejor).
    • 200g de uvas pasas,
    • 900g Azúcar (o 1kg de miel).
    • 1 Limón.
    • 1 bolsita de té (té negro).
    • levadura de vino (en este caso usamos una en polvo).

    Elaboración del vino de plátano casero

    1. Agregamos aproximadamente 4 litros de agua a una de las ollas.
    2. Picamos los plátanos en trozos grandes (incluida la piel) y los añadimos a la olla, junto con las uvas pasas.
    3. Llevamos la olla a ebullición lentamente, una vez que esté hirviendo, bajamos la temperatura y la dejamos hervir a fuego lento.
    4. Mientras la olla hierve a fuego lento, preparamos el té.
    5. Añadimos el jugo de un limón a la olla.
    6. Una vez que los plátanos y las uvas pasas hayan estado hirviendo a fuego lento durante unos 5 minutos, con el machacador de patatas aplastamos suavemente los ingredientes, esto ayudará a que los jugos se mezclen con el agua. Continuamos triturando hasta que ya no queden trozos grandes en el agua, esto debería tomar unos 5 minutos más o menos, dependiendo del tamaño de los trozos. (¡Hay que tener cuidado con este paso, el agua está hirviendo y un macerado demasiado entusiasta provocará salpicaduras!)
    7. Agregamos el té a la olla, y removemos, esto agregará tanino que ayudara a dar cuerpo y sabor equilibrados al vino.
    8. Apagamos el fuego, tapamos la olla (con su tapa o con un paño de cocina limpio) y dejamos que se enfríe (Nuestra recomendación es dejarlo reposar toda la noche, esto ayuda a desarrollar un sabor más fuerte).
    9. Una vez que el líquido se haya enfriado, podemos comenzar a filtrarlo en una cacerola limpia usando el colador, la muselina y el cucharón. (Hay que tener cuidado de no aplastar el jugo a través del paño, esto hará que las partículas no deseadas traspasen y el vino tarde más en aclararse).
    10. Una vez que se haya filtrado todo el líquido, podemos volver a agregarlo a la olla original (limpiada previamente).
    11. Volvemos a hervir el líquido rápidamente, luego agregamos con cuidado el azúcar -o la miel- a la olla mientras lo removemos suavemente. Una vez que el azúcar se haya disuelto podemos apagar el fuego. Este proceso nos asegura que todo el líquido sea completamente estéril al entrar en la damajuana (garrafa de fermentación).
    12. Si la olla tiene tapa, la ponemos y dejamos que la olla se enfríe durante aproximadamente una hora; si no es así, podemos enfriar la olla en un fregadero lleno de agua fría.
    13. Una vez que el líquido se haya enfriado lo suficiente como para que se pueda manipular fácilmente sin guantes, lo trasvasamos a la damajuana usando un embudo previamente esterilizado. Una vez que esté lleno, colocamos inmediatamente la trampa de aire o airlock. (No agregar agua hirviendo a la damajuana, ya que esto puede hacer que se rompa.)
    14. Agregamos la levadura. Siempre haciendo caso a las recomendaciones indicadas en el paquete.
    15. ¡Ahora nuestro vino puede comenzar a fermentar! Para obtener los mejores resultados, lo mantendremos en un lugar cálido y oscuro sin temperaturas fluctuantes, como un armario.

    Fermentación del vino de plátano casero

    Este vino suele generar bastantes sedimentos y se aclara bastante rápido. Recomendamos removerlo después de 1 semana, a las 3 semanas, nuevamente a las 6 semanas, y luego un último removido una vez que deja de fermentar.

    Embotellado

    Se puede embotellar el vino una vez que se haya aclarado y haya terminado de fermentar, generalmente después de al menos 3 meses. Lo recomendable es esperar entre 6 y 12 meses en nuestra opinión.

    Si embotellamos antes de que termine de fermentar, puede explotar en las botellas, podemos evitar esto usando algún estabilizador que matará cualquier levadura activa.

    Si el vino de plátano todavía tiene mucho sedimento en la etapa de embotellado, es posible que pueda producir un mal sabor en el vino.

    Este vino necesitará al menos 1 año en la botella para permitir que los sabores se desarrollen correctamente, asegúrese de no beberlo todo, ¡guarde algunos para que maduren!

    Nosotros nos hemos basado en la receta de Erica’s Little Welsh Garden, no dudéis en pasaros por su página para descubrir otras recetas increíbles.

    Otras recetas de hidromiel que te van a gustar

    ¿Qué te ha parecido este contenido?

    ¡Haz clic en una estrella para puntuar!

    Promedio de puntuación 3.9 / 5. Votos: 59

    5 etrellitas por favor!

    Ya que has encontrado útil este contenido...

    ¡Compártelo con tus amigos!

    ¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

    ¡Ayúdanos a mejorar este contenido!

    Dino, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *